miércoles, 10 de octubre de 2012

La modificación de la normativa de tributos locales favorece a Eurovegas

La modificación de la normativa de tributos locales presente en el documento aprobado por el Consejo de Ministros, responde a las exigencias en materia tributaria presentadas por Las Vegas Sands Corp. (LVSC) para llevar a cabo el macroproyecto de ocio y turismo Eurovegas. Vista la redacción de la nueva normativa, no hay duda de que está pensada y hecha a medida para Eurovegas, según la Plataforma Eurovegas NO. 

Por ejemplo, según la modificación de la Ley de Haciendas Locales, las corporaciones locales podrán regular una bonificación de hasta el 95% de la cuota íntegra del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) a favor de “inmuebles en los que se desarrollen actividades económicas que sean declaradas de especial interés o utilidad municipal por concurrir circunstancias sociales, culturales, histórico artísticas o de fomento del empleo que justifiquen tal declaración”, según se cita en el Boletín Oficial de las Cortes Generales del 4 de Octubre. Una modificación aprobada, que siendo tramitada por procedimiento de urgencia, estaría listo a finales de año o principios de 2013. Idéntico mecanismo se ha habilitado para el Impuesto de Actividades Económicas (IAE).

Por lo que respecta al Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), estaba ya en manos del Ayuntamiento perdonarlo en hasta un 95% mediante una declaración de especial interés, para lo cual la Comunidad de Madrid ya había dado los pasos necesarios. El único que sigue fuera del alcance municipal es el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU), precisamente el más polémico.

Desde la Plataforma se valora que las declaraciones del ministro Montoro el pasado 19 de septiembre son falsas, ya que decía que no habría cambios en la legislación tributaria española para favorecer "expresamente" a "ningún proyecto" -en respuesta a una pregunta del PSOE sobre los beneficios que el Gobierno planeaba conceder a la empresa estadounidense (LVSC)-.

Queda claro, que la nueva normativa contradice estas declaraciones, ya que sí se ha realizado una modificación legislativa que además podría atentar contra el artículo 31 de la Constitución Española sobre equidad tributaria, ya que esta rebaja fiscal estaría vinculada únicamente a un interés subjetivo y arbitrario sobre los proyectos en los que fuera aplicable estas "circunstancias sociales, culturales, histórico artísticas o de fomento del empleo que justifiquen tal declaración".

Este cambio de opinión y de comportamiento, creando un espacio legislativo acorde con las exigencias del magnate Adelson no nos sorprende, sino que confirma nuestros peores vaticinios de que el gobierno central, autonómico y local se doblegarían ante las exigencias e imposiciones de LVSC, que en materia fiscal suponían una batería de exenciones que significarían el establecimiento de una “zona franca” en el territorio español, denuncia la Plataforma Eurovegas NO.

En lo que respecta a tributos locales, las condiciones exigidas por LVSC para llevar adelante su proyecto eran:
  • 10 años de exención del IBI y una posterior bonificación del 95%. Dado que Eurovegas precisaría de 100 hectáreas, y en el caso de que finalmente se instalara en Alcorcón, esta exención representaría que el Ayto. dejaría de percibir un importe aproximado de 5,8 millones de euros anuales
  • bonificación del 80 al 90% del ICIO durante 10 años. El ICIO asciende en Madrid al 4% del presupuesto de la inversión original, por lo que si nos atenemos a la 1ª fase del proyecto (dado que las otras estarían condicionadas a obtener una tasa de retorno del 20%), estimada entre 6000 y 7000 millones de euros, el Ayuntamiento dejaría de percibir entre 240 a 280 millones de euros
  • bonificación del 50% del IAE. Para poder valorar el alcance de esta medida sería necesario disponer del Plan de Negocios de Eurovegas, pero no cabe duda de que representa otra notable pérdida de ingresos por parte de las corporaciones locales
  • bonificación del 80 al 90% del Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU).
Toda esta merma de potenciales ingresos por parte de las corporaciones locales sumados al fuerte gasto en infraestructuras, se producirían en un contexto de fuerte recesión y con la confianza puesta en una inversión no garantizada plenamente, sometida a la incertidumbre de no llevarse a cabo o continuar si las condiciones y la rentabilidad no se consideran adecuadas, y en unas cifras de empleo excesivamente infladas y de las que todavía se desconoce su composición.


Más información:
María Fernández, 607182550
Carlos Ruiz, 670 719 477

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada